sábado, 26 de febrero de 2011

Razas Extraterrestres

De acuerdo con las descripciones encontradas en los relatos antiguos, así como en los recientes, podríamos clasificar a los seres extraterrestres en Humanoides y no Humanoides.

Los extraterrestres no humanoides son todas aquellas figuras no humanas que han sido calificadas como monstruos y demonios a lo largo de la historia. De acuerdo con sus características y como resultado de la observación, los definen como reptiles o como insectos de tamaño sobrenatural.

Entre los más famosos seres no humanoides nos encontramos con el Chupacabras y con el Mothman (Hombre polilla). En ambos casos los observadores lo presentan como un ser de entre 1.50 y 2.00 metros, color oscuro, piel escamosa o con púas y ojos rojos y brillantes. Tanto en el caso del mothman como en el del chupacabras, los testigos aseguran que tiene poderes mentales y que es capaz de anular la voluntad humana, además de una fuerza sobrenatural y una agilidad de movimientos increíble. Todas estas coincidencias nos llevan a pensar que se trata del mismo ser pero visto bajo perspectivas diferentes.

Este es el grupo más numeroso de seres extraterrestres y aquí encontramos como única característica común el hecho de que sean seres con una apariencia parecida a la del hombre se encuentra los humanoides.

Existen dos subgrupos que se corresponden, por un lado a los seres que pertenecen a la misma especie que nosotros (humanos), y por otro lado a seres que aunque caminen erguidos y dispongan de una estructura similar a la nuestra, no son humanos y cualquiera se puede dar cuenta de ello aquí nos encontramos con los clásicos extraterrestres de Roswell entre otros, los grises, etc.
Los de tipo Humano son hombres como nosotros, genéticamente iguales, pero venidos de otros mundos. Las diferencias que podemos encontrar es que se encuentran más evolucionados. Tradicionalmente se les ha representado con una larga cabellera rubia y vistiendo túnicas blancas, pero hay contactados que aseguran que algunos utilizan uniformes ceñidos al cuerpo. La tradición considera que estos seres provienen de las Pléyadas.
Dentro del grupo de seres extraterrestres no humanos, nos encontramos con unos seres con forma humanoide pero que estructuralmente no se parecen en nada a los hombres. Concretamente tenemos los siguientes grupos:

Los Grises: son los clásicos extraterrestres que se suelen representar en todas las fotografías: 1,50 metros de estatura, gran cabeza, ojos enormes, boca y nariz pequeñas y un color de piel gris verdoso. Los grises son una de las formas de vida extraterrestre de aspecto similar a los humanos. Los Grises, son la forma más frecuentemente referida en los casos de abducción extraterrestre y en la cultura popular. Esta tipología describe a alienígenas humanoides de aproximadamente de 90 a 150 cm de altura; piel de color gris, de ahí la denominación hecha por los ufólogos, con cabezas grandes, brazos y piernas delgados, ojos negros grandes y ovalados, y de los que se presume son altamente inteligentes, en incluso capaces de utilizar habilidades psíquicas.

Algunos científicos creen que sería perfectamente posible que existan personas con estas características físicas: la piel gris y los oscuros y enormes ojos negros indicarían que el planeta natal de estos seres sería irradiado por una radiación solar muy débil (a la falta de luz, los ojos deben agrandarse, y la pigmentación de la piel se habría atrofiado) Por otro lado, el cuerpo pequeño y la enorme cabeza indicaría la evolución intelectual de éstos seres (al incrementarse la capacidad de discernimiento y la habilidad tecnológica, el cerebro se habría agrandado, y al no depender de la fuerza bruta para sobrevivir, los músculos y toda la contextura física se habría encogido).

Según las descripciones de quienes dicen haber estado en contacto con ellos, estos individuos no expresarían ningún tipo de emoción o sentimiento, lo cual es una característica que suele atribuirse al estereotipo de que a causa de sus grandes cerebros superdesarrollados su intelecto sería su mas latente rasgo psicológico dominante y eso habría eliminado cualquier rastro de instinto o emoción humana. Este tipo de seres se hizo mundialmente famoso como consecuencia del Caso Roswell. Un pequeño pueblo norteamericano donde en el año 1947 se estrelló un OVNI del que sacaron varios cadáveres de alienígenas e incluso se recuperó alguno de ellos con vida. Rápidamente fueron trasladados los restos del OVNI y los extraterrestres a una base secreta donde se les estudiaría. Todo era un perfecto secreto de Estado hasta que uno de los trabajadores de la base publicó documentación de las autopsias que se le practicaron. Entre la documentación se encontraban informes, videos y fotos que fueron publicados y posteriormente desmentidos por el ejército norteamericano.

Entre la información secreta que se publicó sobre los estudios practicados a los alienígenas encontrados en Roswell se encuentra un dato a menudo pasado por alto pero que consideramos de vital importancia: el grupo inicial que iba a practicar las autopsias estaba formado por forenses, pero al abrir los cuerpos se encontraron con que la estructura del cuerpo se parecía más a un vegetal que a un animal, por lo que tuvieron que encargar a un biólogo vegetal que dirigiese las operaciones. La conclusión a la que llegaron fue que se trataba de un organismo que conseguía la energía básica para sobrevivir por medio de la ingestión de alimentos (como los humanos) y de forma alternativa por la captación de energía solar (como los vegetales). Su piel estaba formada por clorofila, de ahí su particular color verdoso.

También se apunta en la información obtenida del extraterrestre que sobrevivió al accidente, que este provenía de la constelación de Orión (Lugar indicado por expertos astrónomos como el más probable para que comenzase la vida en el universo, ya que han detectado grandes cantidades de carbono necesario para la aparición de la vida)
Todo lo anteriormente descrito nos recuerda a Osiris, divinidad egipcia del ultramundo y, sorprendentemente, de los vegetales. A Osiris siempre se le representa de color verdoso y con una gran cabeza. Es también importante que a Osiris se le identificase con la constelación de Orión, lo que nos hacen pensar que, efectivamente, extraterrestres del tipo Gris convivieron con los habitantes del antiguo Egipto y fueron considerados como deidades.
Viajando en el tiempo hasta comienzos del siglo XX, nos encontramos con la aparición mariana de Fátima, hecho que parece ser que se encuentra íntimamente relacionado con estos seres. Dejando de un lado los numerosos hechos inexplicables que ocurrieron mientras se producían las apariciones, nos fijamos en la descripción que dieron los tres pastorcillos de la virgen después de la primera manifestación. Los tres niños aseguraban que la virgen medía metro y medio, tenía una gran cabeza, grandes ojos, nariz y boca pequeñas y un color de piel grisáceo.

Fijándonos en su supuesta participación en la segunda guerra mundial, se considera que estos seres colaboraron del lado norteamericano, siendo proveedores de tecnología que desembocaría en la creación de la bomba atómica.
Desde el punto de vista esotérico, se ha relacionado frecuentemente a seres de este tipo con los discípulos de Arimhan, demonio cuyo fin último es inculcar el materialismo en los hombres y hacer que nos olvidemos que existe una realidad intangible de la que también somos parte.

La Raza Azul: Posiblemente sean los extraterrestres menos conocidos, pero han sido los que más han influido en la historia de la humanidad. Este tipo de seres se caracterizan por tener una gran estatura (entre 2.50 y 3.50 metros), largas extremidades, un cráneo excesivamente alargado, grandes ojos y la piel azul. Desde hace años se les considera los hijos de los dioses de los que habla la Biblia en el Génesis 6, aquellos gigantes de los tiempos antiguos. stos seres han sido vistos en escasas ocasiones, la mayoría en la basta zona que se extiende desde el Himalaya hasta el desierto del Gobi, aunque se les haya descrito claramente incluso por niños en otras partes del planeta. (Jennings Frederick, Virginia, EEUU, 1968).
Llama poderosamente la atención que los dioses supremos de prácticamente todas las religiones de la antigüedad fueran representados de color azul (Brahma, Visnú y Krisna en la India y Amón en el antiguo Egipto), además de las similitudes que presentan estos dioses con las estatuas de la Isla de Pascua y diversos ídolos incas.

Todos estos dioses tienen en común su condición de hijos del Sol, que vivían en lugares de gran altitud y que habían llegado a la tierra para instruir a los hombres tanto en tareas técnicas como en conocimientos filosóficos. El color azul de la piel de estos hombres puede deberse a la existencia en su piel del mismo tipo de encimas que la que forman las algas cianófilas, con lo que obtendrían energia adicional por su exposición al sol, al igual que los vegetales y los extraterrestres de tipo gris. Esto explicaría por que a estos seres se les llamaba los "hijos del Sol", vivieron simpre en lugares en los que la luz del Sol es muy intensa a lo largo de todo el año (Egipto, Indi, Sudamérica) y tenían su morada en lugares elevados, ya que allí llega mejor la luz solar. En muchos relieves del antoguo Egipto se ve como la relación entre Amón y el Sol es necesaria, tanto que este no podía vivir sin estar en contacto con el astro rey. También se han encontrado restos de cráneos con deformaciones.

Los Hombrecillos Verdes: (Little Green Men) es la antigua tipología que describe alienígenas humanoides de color verde y generalmente de menor tamaño que el ser humano. Es la forma característica de muchos de estos seres en los comienzos de la ciencia ficción. Es la morfología clásica asociada a los marcianos, este tipo de alienígenas es el más usado en la industria del cine clásico de ciencia ficción. Suelen representarse diversos tipos de hombrecillos verdes, algunos con antenas y otros con orejas picudas como duendes, y generalmente estas características son las más usadas en la ciencia ficción y las que han tenido mejor, pero algunos ufólogos sostienen que existirían seres de pequeño tamaño y piel verde, pero de características anatómicas similares a la de los "Grises" (cabeza grande y ojos oscuros, sin orejas ni antenas).

Los Nórdicos: son una tipología de alienígenas descrita como casi iguales a los seres humanos; pero con algunas diferencias: piel extremadamente blanca, cabello extremadamente rubio (generalmente largo) y ojos celestes, rasgados u oblicuos, según algunos supuestos testigos. Los alienígenas de esta tipología también son llamados pleyadianos o venusinos por algunas personas.

Los testigos suelen describirles con una contextura física atlética y de gran belleza, vistiendo uniformes anatómicos de una sola pieza, generalmente de color blanco. Quienes dicen haber estado en contacto con estos seres afirman que son muy inteligentes, amistosos, preocupados por la humanidad y que, en general, presentan características antaño asociadas a seres angelicales. También se les suelen atribuir poderes psíquicos. En algunas ocasiones, los catolicistas creen que estos mismos seres eran los ángeles que provenían del cielo, argumento que algunos ateos han utilizado para explicar cómo es que la vida biológicamente explicable por la cosmogonía ha sido malinterpretada por la religión, atribuyéndole características divinas o sobrenaturales.

Los Gigantes: son seres alienígenas que, según las descripciones de los testigos, tienen aspecto prácticamente igual al de los seres humanos, pero de enorme estatura. Su estatura promedio se describe entre 2.5 y 3 metros de altura; además, tendrían algunas diferencias notables: en muchos casos, la piel y el cabello son de coloración extremadamente blanca, según otras descripciones, su cabello es muy negro y sus ojos son de color negros o muy oscuros. Los creyentes en la existencia de estos seres los asocian con las pinturas rupestres donde se hallan representados humanoides mucho más altos que los hombres normales, en algunos casos representados con un torso triangular y grandes cabezas que algunos se animan a decir que podrían ser cascos y trajes espaciales. Algunos los relacionan con seres descritos en la Biblia, llamados "los hijos de Dios y sus hijos los "Nephilim", mientras que otros también los relacionan con seres de otras mitologías antiguas, tales como los Titanes de la mitología griega.

Los Zoomórficos: son una tipología que describe un grupo amplio de alienígenas que son representados como una mezcla de rasgos humanoides y de animales terrestres.

Los Insectoides: son una tipología que describe a seres con un cuerpo de insecto, generalmente con colmillos y manos largas. En la Ciencia Ficción se les describe como seres que se alimentan de cosas desagradables y están dispuestos a destruir la raza humana. Actualmente también son muy usados en películas.

Los Cefalopoides: (de cephalos, cabeza, y podo, pie), es la tipología de extraterrestres que se describen con tentáculos y una morfología similar a la de un pulpo o calamar. Aparentemente esta tipología es unas de las primeras en salir en novelas e historias de ciencia ficción (ejemplo de esto son los marcianos de La guerra de los mundos).

Los Xenomórfico: tipología que describe un grupo amplio de alienígenas cuyas descripciones rebasan cualquier similitud con criaturas terrestres: Ejemplo de ellos serían figuras nebulosas, ameboidea, vegetales, minerales, etc. Es el tipo de extraterrestre menos común que mencionan los testigos.

Reptilianos: A esta especie, denominada Anunnaki o también conocida como hombres reptiles o reptilianos, se le atribuye la creación del hombre. Según los archivos Sumerios, los Anunnaki aterrizaron primero en la Tierra hace aproximadamente 450.000 años, en un tiempo en que la evolución de la Tierra estaba en el punto de los homínidos. Los Anunnaki vinieron a la Tierra, para recolectar minerales para el uso en su planeta. Ante la dificultad de extraer los minerales necesarios de manera rápida tuvieron la idea crear un trabajador esclavo, el Hombre. El investigador Michael Sokolov, realiza una descripción muy extensa y meticulosa en su estudio sobre ésta civilización y que puede leerse en español en Biblioteca Pléyades : Historia De Los Anunnaki Y El Rol De Los ET Reptiles. Los Anunnaki provenían del planeta Nibiru. Para los babilonios, Nibiru era un cuerpo celeste, planeta o región asociada al dios Marduk. El significado de la palabra en Acadío es un poco incierta por lo que el hipotético planeta Nibiru es a veces conocido como Marduk. Zecharia Sitchin, un reconocido escritor sobre ésta misteriosa civilización y principal defensor de la existencia de astronautas antiguos, plantea la hipótesis de que era un planeta en una órbita muy elíptica alrededor del Sol.

Se dice que estos seres provienen de Draconia y han estado en la tierra desde tiempos inmemoriales, ocultos, son seres no amistosos a la raza humana, de hecho, nos aborrecen, son llamados por los demás aliens como la raza guerrera por excelencia del universo causante de grandes guerras, causantes de la desinformación, poseen gran tecnología, son muy psíquicos además de ser seres que pueden pasar por diferentes dimensiones , disfrutan de la brutalidad y el salvajismo, estan instalados subterráneamente en la tierra, en la parte oscura de la luna que se dice que es un satélite artificial de la tierra, traido desde otro lugar del universo para servir de base y en marte, donde hay bases subterráneas.

Estos seres son los que mencionan los antiguos textos sumerios como los "ANNUNAKI", aquellos que del cielo a la tierra vinieron y aparecen mencionados en la Biblia como los "Angeles caídos". Se dice que siempre han tratado de influir al hombre negativamente desde el comienzo hasta el día de hoy para que éste último no logre entender que en realidad somos todos uno solo y que a traves de la paz interior, reflexión... podemos entrar en una etapa de conciencia que nos permitiría conectarnos y hablar con todos los demás seres del universo. Se dice que en tiempos antiguos ellos produjeron hijos híbridos entre humano-reptil, gracias a cruzarse con las mujeres de la tierra. Se dice que muchos de esos hijos cruzados fueron los llamados gigantes de la antiguedad y que gracias a que son maestros de la genética es que crearon un grupo de híbridos humano-reptil para el control de la tierra, y que los han usado en cada civilización, como los faraones de egipto hasta la realeza y hasta el día de hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada